LOS ACCIDENTES PRODUCIDOS DURANTE LA PAUSA DEL BOCADILLO SE CONSIDERA ACCIDENTE DE TRABAJO

El máximo tribunal vasco falla a favor de una trabajadora que se accidentó durante el descanso del bocadillo, pudiendo crear  un precedente para futuras sentencias  relacionadas con este tipo de accidentes.


El pasado 26 de junio de 2015, una psicóloga del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) abandonó su puesto de trabajo, la consulta del centro de salud de Durango, para tomar un café durante el descanso de 15 minutos que los empleados tienen establecido para las jornadas que superan las seis horas. Durante dicho intervalo de tiempo, la trabajadora cayó al suelo y se golpeó, sufriendo lesiones en el codo izquierdo que le obligaron a coger una baja médica durante algo más de un mes.


Un juzgado de Bilbao estimó en primera instancia los argumentos de Mutualia y consideró que la situación de incapacidad temporal de la trabajadora estaba causada como accidente no laboral.  Posteriormente, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha fallado que la baja deriva de un accidente de trabajo y no de enfermedad común, como pretendía la mutua que asegura a los profesionales de Osakidetza.


El TSJPV sostiene que la caída "se produjo con ocasión del trabajo", dado que el tiempo de descanso es "equiparable a tiempo de trabajo". "No cabe considerar que estemos ante una salida desvinculada con el trabajo que hasta instantes antes se ha realizado", sino que "el elemento lesivo se produjo con ocasión del trabajo", y que "se ha de considerar no solo el trabajo en sentido estricto, sino también las actividades normales de la vida del trabajo".


Fuente: Elpais.com

 

  • La Fundación Laboral de la Construcción Publica una guía sobre la implantación de medidas de emergencia en el sector

  • La Fundación Laboral de la Construcción ha publicado una guía sobre la implantación de medidas de emergencia en el sector de la construcción en la que se incluyen procedimientos de actuación en las situaciones de emergencia más relevantes del sector, con el objetivo facilitar la actuación de empresarios y trabajadores ante situaciones de accidentes, incidentes o emergencias.


    Este texto, disponible de forma gratuita a través del portal Línea Prevención, proporciona información sobre procedimientos frente a situaciones de emergencia en las obras de construcción, instrucciones para poder hacerlas frente de forma eficaz y sensibiliza sobre las actuaciones que se han de llevar a cabo.


    La guía ha sido elaborada por la Fundación Laboral de la Construcción, con la financiación de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales (FPRL), y está disponible de forma gratuita y en formato PDF, en la página web de dicho organismo (www.fundacionlaboral.org).

     

    El objetivo de dicho documento es el establecimiento de una metodología orientativa de actuación ante posibles situaciones de emergencia, tanto de carácter general, como el establecimiento de procedimientos y pautas de actuación ante situaciones concretas, que se deben implantar en las obras de construcción. Con el establecimiento de dichas normas y esquemas generales de actuación, persigue eliminar la improvisación a la hora de actuar y el desconocimiento en la materia por parte de empresas y trabajadores.

     

    Concretamente, la guía describe los criterios y procedimientos de actuación ante las siguientes situaciones de emergencia: trabajos en altura, espacios confinados, túneles, espacios de difícil acceso, sepultamiento, contacto eléctrico, riesgo químico y escape de gas por rotura de canalización.

  • Fuente: Fundacionlaboral.org

 

  • Fallecen 509 trabajadores en los diez primeros meses de 2016.

  • Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de los 464.086 accidentes producidos a nivel nacional en el periodo de enero hasta octubre de 2016, 509 accidentes han tenido consecuencias mortales. De dichos accidentes mortales, 395 se produjeron dentro de la jornada de trabajo, mientras que el resto fueron producidos in itinere.

     

    Teniendo en cuenta las distintas actividades económicas, la industria manufacturera es la que registro un mayor número de accidentes, con 74.458; seguido del comercio, con 57.619; la construcción, con 43.554; y la hostelería, con 41.083.

     

    De estos datos se obtiene, que casi todas las actividades económicas aumentaron el número de accidentes, exceptuando la industria extractiva y la administración pública. Por otro lado, las actividades que tuvieron un mayor aumento en el número de accidentes producidos fueron  la hostelería, la construcción y el transporte.

     

    Las principales causas que originaron estos accidentes fueron los sobreesfuerzos, caídas, choques contra objetos móviles y cortes.


    Fuente: Europapress.es

  •